• SINGAPUR, EL PAÍS CON MAYOR DINAMISMO ECONÓMICO POR SEGUNDO AÑO CONSECUTIVO
Artículo:

SINGAPUR, EL PAÍS CON MAYOR DINAMISMO ECONÓMICO POR SEGUNDO AÑO CONSECUTIVO

06 agosto 2018

Original content provided by BDO Spain

Singapur es el primer país del mundo en dinamismo económico, gracias a sus excelentes condiciones económicas, políticas-legislativas y socio-culturales, según el índice anual International Business Compass (IBC) 2018.

Singapur mantiene el primer puesto respecto al pasado año, al igual que la también ciudad-estado, Hong Kong, que conserva la segunda plaza por delante de Suiza, en tercera posición, y Holanda, en la cuarta. En el informe de este año destaca el avance de Irlanda, que ha pasado a ocupar la quinta posición tras escalar dos peldaños por la reducción de su tasa de desempleo y su menor índice de deuda nacional.

El informe subraya que los dos centros financieros asiáticos, Singapur y Hong Kong, mantienen por segundo año consecutivo los dos primeros puestos gracias a sus excelentes condiciones del marco económico para los negocios en estas dos ciudades-estado altamente desarrolladas.

En el informe también se especifica que Noruega y Dinamarca, a pesar de haber retrocedido cada país un puesto, se mantienen en el Top 10, en la 6 y 7 posición, respectivamente, mientras que Reino Unido alcanza la octava plaza (+1), Canadá la novena, con un crecimiento de tres posiciones, y Australia la décima. Por su parte, Alemania ha descendido cuatro puestos y en esta edición se sitúa en el 12 y Nueva Zelanda en el 13 (-3).

España ocupa el puesto 43, perdiendo uno respecto a la edición de 2017, y por detrás de Malasia y Kuwait, aunque por encina de Arabia Saudita y Portugal. Nuestro país se encuentra bien situado (28 posición) en el subíndice Político-Legislativo, pero baja al 44 en el Económico y hasta el 75 en la evaluación Socio-cultural.

En las últimas posiciones del índice se encuentran Afganistán, Sudán, Venezuela y Corea del Norte, países sacudidos por guerras, crisis y conflictos, por lo que el informe resalta la gran dificultad de poder realizar previsiones de futuro.

Para el profesor Dr. Henning Vöpel, director del Hamburg Institute World Economics (HWWI), institución que ha colaborado en la elaboración del estudio, “en algunos países la situación es tan complicada que es difícil ver cómo pueden recuperarse de las últimas posiciones. En otros, sin embargo, es la situación Político-Legislativa lo que les penaliza para su ingreso en posiciones de liderazgo, a pesar de contar con unas buenas condiciones Económicas y Socio-culturales. Este es el caso de China, por ejemplo, que estaría ocupando posiciones por debajo del primer cuartil, ocupando la plaza 86. En vista de los gigantescos avances que las empresas chinas han emprendido en comparación con las regiones económicas clásicas, a medio y largo plazo pensamos que debería esperar una convergencia al menos en aspectos legislativos para equipararse a los estándares de la OCDE”.

El IBC estudia la capacidad, características y condiciones para el dinamismo económico de 174 países de todo el mundo, así como sus niveles y tendencias en políticas y flujos comerciales, y el análisis econométrico de la correlación entre apertura comercial y PIB. Su principal ventaja reside en la posibilidad de clasificar países en función de su desarrollo comercial y arrojar luz sobre las inversiones de empresas multinacionales y otras organizaciones a través de estadísticas ilustrativas útiles para la toma de decisiones corporativas en la selección de localizaciones de inversión para las compañías.

BDO, que a través del IBC analiza anualmente los niveles de crecimiento de regiones de todo el mundo teniendo en cuenta su situación económica, política y sociocultural, enfoca el análisis de 2018 desde la perspectiva del uso de la energía y el consumo de recursos naturales, tanto en países desarrollados como en aquellos en vías de desarrollo y en economías emergentes.

En esta edición, IBC muestra que un dato significativo sobre el crecimiento de la economía global en las últimas décadas es el aumento de consumo de la energía, ya que, de acuerdo con las estimaciones realizadas por el Banco Mundial, el consumo de energía primaria en el mundo creció cerca de un 55% entre 1994 y 2004. El consumo global atribuible a los países emergentes y en desarrollo se situaba en un 45% en 1994, mientras que en 2014 alcanzaba el 58%, gracias a hitos importantes como el extraordinario desarrollo de China. Expresado en términos per cápita, el consumo en estos países emergentes y en desarrollo ha aumentado de manera significativa, hasta un 20% en el mismo período, mientras que en los países miembros de la OECD el consumo per cápita ha descendido.

Como destaca el informe, tanto el consumo excesivo de recursos, como el efecto invernadero asociado al uso de combustibles fósiles, son aspectos que preocupan cada día más. Por ello, países como Alemania ha renunciado al consumo de energía nuclear y carbón, y están invirtiendo masivamente en la investigación y fomento de las energías renovables.

El índice IBC de nuestra Firma es una herramienta única que tiene la finalidad de proporcionar a industrias y PYMEs información fiable sobre posibilidades y riesgos que prevalecen en mercados de todo el mundo de cara a su posicionamiento geográfico. Los datos que ofrece son de particular importancia para empresas que actúan a nivel global o que tienen entre sus objetivos crecer más allá de sus fronteras. Desde su lanzamiento, el índice ha analizado el crecimiento global desde la perspectiva del dinamismo y apertura económico-comercial (2017), de la innovación (2016), de la capacidad de empleabilidad (2015), las infraestructuras (2014) y la inversión directa (2013).