• Cómo los fabricantes pueden navegar los impactos del coronavirus en la cadena de suministro
Insight:

Cómo los fabricantes pueden navegar los impactos del coronavirus en la cadena de suministro

06 mayo 2020

La nueva crisis del coronavirus (COVID-19) ha golpeado gravemente a la industria manufacturera, que ya estaba luchando contra la turbulencia de la política comercial, una desaceleración en el crecimiento de la fabricación mundial y una mayor incertidumbre económica. Los efectos perjudiciales del virus se están produciendo en todas las cadenas de suministro de fabricación mundial, particularmente en el sector automotriz. Los fabricantes de automóviles dependen en gran medida de China para las piezas de automóviles, y algunos de los principales fabricantes de automóviles han cerrado temporalmente plantas en Corea del Sur y Japón debido a la escasez de suministro, mientras que otros están compitiendo para encontrar fuentes alternativas de suministro en Europa o en otros lugares. Sin embargo, no todas las partes pueden obtenerse fácilmente en otros lugares, y algunos fabricantes de automóviles pueden no tener otra opción que esperar a que pase la crisis.

A continuación resumimos algunos de los impactos específicos de la crisis para los fabricantes:

  • Escasez de oferta y aumento de precios: hasta que las fábricas afectadas puedan reanudar la producción, los fabricantes deberán confiar en las existencias de inventario. Sin embargo, estos recursos son limitados y eventualmente se agotarán. Cuando el inventario existente se agota, podemos esperar ver escasez y/o aumentos de precios en todas las cadenas de suministro si no se obtienen fuentes alternas.
  • Retrasos en el cumplimiento: las cuarentenas, las restricciones de viaje y la escasez de mano de obra pueden dificultar o imposibilitar que los fabricantes afectados cumplan con sus obligaciones contractuales con sus clientes. La escasez o la demora de los productos puede afectar seriamente la reputación de una empresa y puede resultar en la pérdida de clientes o incluso en consecuencias legales.
  • Aumento de los precios del transporte: una vez que las fábricas puedan reanudar la producción, las compañías probablemente se apresuren a volver a poner en funcionamiento sus operaciones y recuperar el tiempo perdido, lo que podría causar un fuerte aumento en los precios del transporte.
  • Impactos económicos: la crisis de COVID-19 no termina cuando el brote finalmente se contiene. Todavía está por verse qué tan rápido la economía, y la economía china en particular, podrá recuperarse de la crisis.
  • Impactos en la reputación: una marca es una promesa, y una empresa debe cumplir esa promesa de manera consistente para mantener la marca fuerte. Cuando una empresa no cumple con esa promesa, incluso si esa falla se debe a fuerzas que escapan al control de la empresa, la reputación puede verse seriamente afectada. La forma en que los fabricantes responden a los retrasos o la escasez del COVID-19 será una dimensión importante de la preservación de la marca a largo plazo. Visto con la lente correcta, la respuesta de los fabricantes al nuevo coronavirus es una oportunidad para la diferenciación competitiva. En tiempos de crisis, el liderazgo demostrado, la transparencia y la comunicación son altamente valorados y pueden ganar la lealtad del cliente.
    • El virus y los últimos dos años de turbulencia comercial han descubierto un problema frecuente en la industria manufacturera: la falta de diversificación geográfica en las cadenas de suministro. Los impactos disruptivos combinados de la tensión geopolítica entre EE. UU. y China y la crisis del coronavirus han dejado en claro que los fabricantes no pueden depender tanto de una ubicación para el suministro.
    • Para ayudarlo a comenzar a proteger sus cadenas de suministro contra futuras crisis inesperadas, hemos esbozado seis consideraciones clave para la planificación de la cadena de suministro que los fabricantes deben tener en cuenta en sus estrategias de abastecimiento.
  1. Diversificación geográfica: la crisis del coronavirus es la prueba más reciente de que los fabricantes deben revisar sus estrategias de abastecimiento y considerar reducir la dependencia de China o cualquier otra ubicación importante. Al trasladar las fuentes de suministro a una variedad de países, las empresas pueden reducir el impacto de los desastres naturales o las regulaciones gubernamentales en sus negocios. Al evaluar los cambios en las operaciones de la cadena de suministro, los fabricantes deberán evaluar los posibles cargos de salida, el estado del establecimiento permanente y la preservación de los atributos fiscales sobre el movimiento de funciones, activos y riesgos.
  2. Aumente la visibilidad: las tecnologías como el seguimiento de la carga, el almacenamiento automatizado, el GPS basado en la nube y la RFID o identificación por radiofrecuencia introducen una mayor visibilidad en casi todas las partes de la cadena de suministro. Como resultado, las interrupciones sorpresivas, que solían ocurrir en los puntos ciegos de la cadena de suministro, es decir, áreas donde las empresas ni siquiera se daban cuenta de los viajes, son menos comunes. Al capitalizar estas tecnologías y aumentar su visibilidad en tiempo real en cada parte de la cadena de suministro, las compañías pueden identificar de manera más proactiva las áreas de riesgo potencial antes de un problema, o notan y responden más rápidamente a una interrupción que ocurre.
  3. Planificación de ventas y operaciones: esta crisis ha cambiado la demanda de una forma u otra para casi todos los fabricantes. Algunos han visto aumentos significativos en la demanda de bienes de consumo básicos, otros han visto cambios en la demanda de varios productos o tipos de clientes, mientras que otros han visto caer la demanda con el entorno económico incierto. Este es un momento importante para que los fabricantes sean ágiles al reaccionar a estos cambios y planifiquen las inversiones en producción, distribución e inventario para optimizar su reacción ante estos desafíos y oportunidades de rápido movimiento.
  4. Realice una evaluación del riesgo de continuidad del negocio: aunque las empresas no pueden predecir cuándo podría ocurrir una crisis de salud pública u otro desastre natural, pueden ayudar a mitigar los efectos de las interrupciones inesperadas mediante la realización de evaluaciones de riesgos. Pueden identificar posibles riesgos operativos, financieros y de mercado internos, determinar impactos directos e indirectos y generar planes de contingencia en caso de interrupciones inesperadas.
  5. Revise su cobertura de seguro: los fabricantes deben familiarizarse con sus pólizas de seguro para que conozcan el alcance de su cobertura. En el caso de una crisis de salud pública como el coronavirus, las compañías deben prestar mucha atención a si su cobertura de seguro contiene una Exclusión de Enfermedades Transmisibles o no.
  6. Diseñe la resistencia e introduzca la agilidad para el futuro: la mejor oportunidad para un cambio duradero es la crisis. Una vez que los fabricantes tengan implementadas medidas de mitigación inmediatas, deberían considerar cómo podrían rediseñar su cadena de suministro para que sean resistentes por diseño, teniendo en cuenta una mayor complejidad e incertidumbre como la nueva normalidad. En los meses y años venideros, la gestión eficaz del riesgo de la cadena de suministro tendrá que ver con la agilidad y el pensamiento sistémico. La cadena de suministro en sí misma debe verse como una red interconectada e interdependiente. Las cadenas de suministro verdaderamente ágiles requieren una visibilidad de extremo a extremo en todo el ecosistema de proveedores, confiando en datos en tiempo real para identificar cambios en la demanda o interrupciones más rápido y adaptarse a cambios repentinos más rápido. La red de suministro ágil eventualmente reemplazará los enfoques lean tradicionales.

Cómo puede ayudarlo BDO

Las crisis son difíciles de navegar porque a menudo no hay precedentes de los cuales extraer conocimiento. El equipo de Risk Advisory de BDO puede ayudarlo a guiarlo a través de la incertidumbre que viene con la crisis del COVID-19 y mejorar su capacidad de recuperación de adquisiciones y cadena de suministro.

Nuestro enfoque integral es desarrollar estrategias efectivas de compras y cadena de suministro e implementar recursos y planes que permitan una respuesta rápida y coherente a las amenazas que enfrenta la cadena de compras y suministro de su organización.

Para obtener más información sobre cómo podemos ayudarlo, ingrese aquí.


Adaptado por BDO Perú de ‘How manufacturers can navigate the novel coronavirus’ supply chain impacts’, BDO USA, Marzo 2020.